lunes, 14 de mayo de 2018

Casa casi terminada en abril

El pabellón de servicios comunes está casi terminado, en un par de meses estará terminado. He elegido un color teja para la fachada y violeta suave para el interior. Las habitaciones han quedado de esta manera: cuarto con literas para voluntarios, cuarto de baño completo; dormitorio con baño para el director o directora de la casa; oficina, cocina, despensa, cuarto para lavadoras, almacén.

Este pabellón se ha construido con la subvencion recibida por el banco Santander, ahora tenemos que conseguir subvencion para construir el primer pabellón donde ya entrarán bebés huérfanos o abandonados y mujeres embarazadas o recién dadas a luz con sus bebés y que estén en situación de desamparo.

Para este pabellón necesitamos 25.000€ y estamos abiertos a recibir opciones posibles de subvencion, públicas o privadas. Será posible recibir a 16 madres y unos 20 bebés.

Como la construcción es modular, se podrán construír más pabellones conforme tengamos los recursos para ello.

El proyecto también incluye la construcción de un pabellón como escuela de capacitación, donde se dará instrucciones a las madres para el cuidado de sus bebés y se les capacitará en diferentes oficios para que tengan un futuro independiente.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Cimentación

La construcción comenzó por fin en febrero y con dificultades pues Etiopía se encuentra en estado de emergencia debido al conflicto del gobierno con el estado de Oromia. Esto ha provocado que cuando se disponían a llevar los materiales de Addis a Debrelibanos, la carretera estaba cortada y han tenido que regresar.
Ahora ya estan las cosas mejor y las obras han comenzado e incluso ya están cimentando.
A finales de abril iré hasta Debrelibanos y yo misma haré fotos y vídeos.
Os envío algunas fotos.

jueves, 1 de febrero de 2018

Comienza la construcción

Una vez que ha pasado la época de lluvias y que tenemos elegido el constructor, comenzamos con el primer pabellón de la casa, donde irá la cocina, almacén, instalaciones de agua, luz etc. Todo ello gracias a la subvención del banco Santander.
Ya se ha realizado el estudio topográfico del terreno y sabemos cómo irán colocados los pabellones.
En 4 meses se comprometen ha terminarlo, por lo que en Semana santa ya podremos ver cómo van.
Después de este pabellón irá el siguiente, donde ya se podrán instalar a los niños.
La casa está justo al borde del valle de Rif, con unas vistas impresionantes, con un aire puro, águilas por el cielo, monos por la tierra y una paz que ayudará a los niños a recuperarse.
A parte de alojar a los niños que estaban en la casa de Addis, se va a dar prioridad a bebés desnutridos, a los que sacaremos adelante con paciencia y dedicación. Estos niños no pueden ser atendidos ahora mismo por la infraestructura que se necesita para ellos y que justamente es de la que nosotros disponemos: cunas, biberones, esterilizadores, pañales, leches maternizada etc. Completaremos así la ayuda que el Aba está proporcionando a otros colectivos: mujeres, ancianos, niños, adolescentes y enfermos mentales.